El Apellido SARFATI

Historia y Personajes

Por Moisés Hassón Camhi

 

Los sefaradies hemos utilizado apellidos desde hace muchos siglos, siendo ello una parte importante de nuestra herencia de España. Ya en la España de antes de la expulsión los apellidos eran de uso corriente, y muchos pueden ser rastreados genealógicamente desde el siglo XV o XIV hasta el día de hoy, aún cuando ello no sea necesariamente una tarea fácil. Uno de esos apellidos es SARFATI. Su origen es muy claro: viene del hebreo, y en su forma más primitiva era HA_ZARFATI, es decir, el Francés o que viene de Francia.

Se lo puede hallar esparcido por prácticamente todo el mundo. Existe una leyenda que atribuye la aparición del apellido en España con la llegada de algunas hijas del famoso rabino y sabio francés Rashi (1100-1171), con sus familias después de la expulsión de los judíos de Francia el año 1306.

Una de las primeras expresiones escritas del apellido la podemos hallar en una Biblia editada en la ciudad de Cervera, en Lérida España, el año 1299, escrita en Hebreo. Esa biblia fue "iluminada" (es decir ilustrada con dibujos) por Joseph Ha-Zarfati, mientras el copista (es decir quién escribió los textos) fue Samuel ben Abraham ibn Nathan. Sabemos con certeza el nombre y apellido porque en el último folio de la Biblia escribió: "Yo, Joseph Ha-Zarfati, dibujé y pinté este libro" .

Dada la costumbre española de documentar la mayor parte de las actividades, y en lo posible registrarlas ante notario (por cierto una costumbre que hemos sabido cuidar y mantener en Chile), es posible hoy día obtener los nombres y apellidos de muchos judíos en la España de antes de la expulsión. Así se conoce de un libro, editado en España, Inventario Cronológico de Documentos – Judíos de Toledo, donde aparecen citados varios judíos con este apellido de la ciudad de Toledo. En noviembre de 1436 aparece Mayr Sarfati, quién aparentemente ofició de traductor (‘sacó traslados de la obligación de los originales judiegos’ dice el texto). Posteriormente el 17 de enero de 1441 se indican a ‘doña Clara mujer que fue de don Mayr Sarfati’ y que el ya indicado Mayr Sarfati era hijo de ‘Sento Sarfati’. En 1449 y hasta 1485 hay otros dos más Abraen (también como Abrahem en documentos posteriores) y Heli Sarfati.

En el mismo texto se cita un proceso de la Inquisición contra Alfonso Nuñez de Sevilla, vecino de Ocaña, sentenciado en 1498. Se mencionan un grupo de Judíos de Ocaña como ‘enemigos sospechosos de enemistad’, y entre ellos ‘Jaco y Salamon Sarfati, sastres’.

Aproximadamente en el año 1454 encontramos otro Sarfati histórico, el rabino Isaac Zarfati, líder de la comunidad de Edirne en el Imperio Otomano. El fue el autor de una carta donde invita a los Judíos perseguidos en España y otras tierras de Europa a establecerse en el Imperio Otomano.

Después de la expulsión de España un grupo importante de judíos se establecen en Marruecos, y entre ellos una familia que creó una larga tradición rabínica la cual comenzó con Isaac Hasarfaty , rabino que ofició en España en el siglo XV. Su hijo Vidal Hasarfaty fue uno de los líderes entre los expulsados que se establecieron en la ciudad de Fez. Un descendiente homónimo del anterior Vidal Hasarfaty (1540-1620) fue un célebre gran rabino en Fez, siendo autor de varios libros sobre temas religiosos, y conocido entre los habitantes de la ciudad como Señor. Otro de los descendientes fue Abner Hasarfaty (1827-1885) tal vez el más famoso de los rabinos de la familia. Escribió una historia de los judíos en Fez, favoreció la instalación de una escuela de la Alliance Israelite Universelle en la ciudad, y por su sabiduría adquirió un gran prestigio entre todos los Judíos de Marruecos.

Otros de los expulsados de España se establecen en las tierras del Imperio Otomano. Así en el pueblo de Haskoy, localidad ubicada en Turquía, existe hasta el día un cementerio judío que comenzó a funcionar el año 1582. La investigadora Mina Rozen realizó hace unos años un estudio sobre las 22.000 lápidas que allí existen, y en su inventario aparecen varias tumbas con el apellido Zarfati especialmente del siglo XVII (1600’s).

Con los procesos migratorios de fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, el apellido se repartió desde el Imperio Otomano hacia el resto del mundo especialmente América del Norte y del Sur.

A los EEUU, especialmente a la ciudad de New York, llegaron muchos Sarfati, y la mayoría de ellos se estableció en la ciudad. Conocemos una lista de fallecimientos de personas con este apellido en la ciudad entre 1916 y 1965 que incluye un total de 82 personas (entre ellas a Reyna Sarfatty quién falleció en 1954 a la venerable edad de 100 años).

En Argentina, y hasta 1926, ingresaron 9 personas con apellido Sarfati/Sarfatti/Sarfatis. Ellas son: Illia, Rafael, Reina, Salomon, Sarah y sus dos hijos Isaya y Ester, Rafael y Bohor. Todos indican como nacionalidad la Otomana, excepto los dos más recientes que indican Turca y Arabe, todo lo cual ratifica la distribución del apellido por las tierras del antiguo Imperio Otomano.

En Chile sabemos de varias familias que incluyeron apellidos Sarfati entre sus primeros integrantes en el país. Citemos algunos: David Mois Sarfati, quién llegó a Temuco desde Monastir. También los hermanos Daniel y Abraham Testa Sarfati originarios de Monastir. Otra familia estaba compuesta por Ernesta Sarfati y Mahir Hasson quienes venían desde la ciudad griega de Florina y llegaron a Santiago en 1928. Terminada la Segunda Guerra Mundial llegó el hermano de Ernesta, Abraham Sarfatis y familia.

Dadas todas las transiciones linguísticas, y los cambios de país en país, el apellido puede encontrársele hoy día -entre otras formas- como: Sarfati, Sarfaty, Sarfatti, Sarfatty, Sarefati, Zarfati, Sarfatis, Serfati y Safaty.

 

© 2001, Moisés Hassón


Sephardic SIG home page / KahalLinks / Site-map / What's new / JewishGen Homepage

Webmaster JeffMalka@SephardicGen.com All Rights Reserved
Sephardic Genealogy Resources